Sede

Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo

    

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo se estableció el 15 de octubre de 1917 y es, en la actualidad, la institución de educación superior de mayor tradición en el estado de Michoacán.

Sus antecedentes históricos se remontan a 1540, año en que don Vasco de Quiroga fundara en la ciudad de Pátzcuaro el Colegio de San Nicolás Obispo; gracias a sus negociaciones, Carlos I de España expidió una Cédula Real el 1o. de mayo de 1543, en la que aceptaba asumir el patronazgo del colegio, con lo que a partir de esa fecha pasaba a ser el Real Colegio de San Nicolás Obispo.

En 1580 con el cambio de la residencia episcopal de Pátzcuaro a Valladolid, San Nicolás también fue trasladado fusionado al Colegio de San Miguel Guayangareo. El 17 de octubre de 1601, Fray Domingo de Ulloa recibió la bula de Clemente VIII, que ordenaba establecer un Seminario Conciliar aprovechando la infraestructura de San Nicolás.

A finales del siglo XVII el Colegio de San Nicolás sufrió una profunda reforma en su reglamento y constituciones, que sirvió de base para la modificación al plan de estudios de principios del siglo XVIII, en el que entre otras cosas se incluyeron las asignaturas de Filosofía, Teología Escolástica y Moral. Un Real Decreto del 23 de noviembre de 1797, concedió a San Nicolás el privilegio de incorporar las cátedras de Derecho Civil y Derecho Canónico a su estructura.

Al comenzar el siglo XIX, las consecuencias del movimiento de independencia encabezado por un selecto grupo de maestros y alumnos nicolaitas, entre los que se ubican Miguel Hidalgo y Costilla, José Ma. Morelos, José Sixto Verduzco, José Ma. Izazaga e Ignacio López Rayón, llevaron al gobierno virreinal a clausurarlo.

Una vez consumada la Independencia de México, las medidas tendientes a la reapertura del plantel se iniciaron durante la década de los años veinte, tras una larga y penosa negociación entre la Iglesia y el Estado, el Cabildo Eclesiástico cedió, el 21 de octubre de 1845, a la Junta Subdirectora de Estudios de Michoacán el Patronato del plantel.

Con esta base legal, el gobernador Melchor Ocampo procedió a su reapertura el 17 de enero de 1847, dándole el nombre de Primitivo y Nacional Colegio de San Nicolás de Hidalgo, con ello se inició una nueva etapa en la vida de la institución.

Al triunfo de la Revolución Mexicana, cuando a escasos días de tomar posesión del gobierno de Michoacán, el ingeniero Pascual Ortiz Rubio tomó la iniciativa en sus manos, logrando establecer la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo el 15 de octubre de 1917, formada con el Colegio de San Nicolás de Hidalgo, las Escuelas de Artes y Oficios, la Industrial y Comercial para Señoritas, Superior de Comercio y Administración, Normal para profesores, Normal para profesoras, Medicina y Jurisprudencia, además de la Biblioteca Pública, el Museo Michoacano, el de la Independencia y el Observatorio Meteorológico del estado.

Avenida Francisco I. Madero Poniente 351, Centro Histórico, Morelia, Michoacán, México.

 

Centro Cultural Universitario

      

El Centro Cultural Universitario es un foro con 20 años de funcionamiento, que ha tenido el propósito de apoyar las actividades de difusión y divulgación científica,académica y cultural, a través de la prestación de servicios de infraestructura. Diseñado por el arquitecto Manuel González Galván, como réplica del antiguo Colegio de San Nicolás, su construcción inició en el año de 1991 y culminó en 1993, siendo el 23 de septiembre de ese año cuando fue abierto al público. La fachada del inmueble es una reproducción de la parte delantera del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo. Es sede de la Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana, alberga al Museo Universitario y dispone de una sala homenaje al creador plástico Alfredo Zalce.

Con una estructura de dos plantas construidas con maestría armoniosa, en la parte inferior se encuentra el Auditorio, el cual tiene una capacidad para 300 personas, sede de innumerables congresos y actividades culturales, asimismo hay dos salas para conferencias, una sala audiovisual y dos salas de exposiciones temporales.

Además de la arquitectura, destaca en el edifico la numerosa iconografía plasmada por artistas michoacanos, que representan personajes trascendentes en la historia del Estado y en especial de la Máxima Casa de Estudios de Michoacán.

Avenida Francisco I. Madero Poniente 350, Centro Histórico, Morelia, Michoacán, México.